Alfred Angelo: víctima del Retail Crisis

July 17, 2017

 

 

Desde hace varios años, los dueños de negocios se encuentran preocupados por la forma en que los afectará la crisis del retail. Después del cierre de Alfred Angelo es evidente que se necesita una estrategia de marketing digital para sobrevivir a este cambio.

 

La tienda de vestidos de novia y de damas de honor, Alfred Angelo, cerró abruptamente sus 60 sucursales en Estados Unidos. Este domingo 16 de julio informó que se encontraba en bancarrota, a pesar de llevar más de 80 años trabajando para vestir a las prometidas.

 

Mucha gente disgustada comenzó a quejarse en Twitter por el hecho pues nadie les aseguró si el vestido que habían ordenado llegaría o si tendrían un reembolso. Algunos clientes que se presentaron en las sucursales aseguraron que los demás debían recoger sus productos o se quedarían sin ellos.

 

El caso de Alfred Angelo sólo es uno de tantos. Sears Canadá también declaró que se encontraba en números rojos hace menos de un mes.

 

Eddie Lampert, el CEO y principal accionista de Sears Holdings, estuvo luchando para sacar a flote a la compañía, pero no fue suficiente. Tuvo que declararse en bancarrota para hacer cambios internos en las 200 tiendas y ahora espera que éstos sean aceptados por sus clientes. Decidió no cerrar ninguna sucursal ni despedir a su personal.

 

La  crisis del retail también se extendió a los centros comerciales. Estos eran lugares a donde la gente acudía a pasear y a comprar en grupos, pero ahora son completamente innecesarios. Entre el 20 y 25% de los centros comerciales de Estados Unidos cerrarán en cinco años a causa de las compras en línea.

 

La crisis financiera de 2009 agudizó el cierre de las tiendas físicas, tal como se puede ver en este gráfico publicado por Wolfstreet:

 

 

Credit Sussie, la firma de servicios financieros, estima que 8 mil 600 tiendas cerrarán este año. Mientras los centros comerciales se desocupan, las ventas en línea subirán del 17% actual a un 35% en 2030.

 

Es muy claro que el comercio en línea está volviéndose en un problema para los retailers, especialmente en los países de primer mundo, por eso es importante migrar a las ventas por Internet.

 

En México, el comercio electrónico tuvo un crecimiento de 59% de 2014 a 2015 y vendió 257 mil millones de pesos, según la Asociación Mexicana de Internet (AMPICI). Esto se debe a que poco a poco los pagos en línea se están integrando a la cultura mexicana; las transacciones de poco monto, como el transporte privado o la compra  de alimentos, hacen que sea más amigable este cambio.

 

En donde más gastan los mexicanos es en viajes, accesorios, ropa, descargas digitales y boletos de conciertos. Las empresas no deben postergar la creación de un servicio de compras en línea o podrían enfrentarse a una crisis como las de Alfred Angelo y Sears.

El reto ahora es acaparar a los compradores en línea puesto que los mexicanos prefieren comprar en Estados Unidos o en Asia porque creen que se cuentan con mejores precios o se encuentran artículos exclusivos. Las empresas no pueden llegar tarde a la revolución digital, es mejor reestructurarse a tiempo que enfrentar las consecuencias en cinco años.

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas Destacadas

Alumno de lujo

25/06/2018

1/10
Please reload

Entradas Recientes
Please reload

Archivo